Correas se reunió con la comunidad educativa de la escuela Olazábal

El titular de la DGE atendió todas las consultas de alumnos, padres, docentes y directivos del centro educativo ubicado en Luján, donde se desarrollan obras de reparación.

El director general de Escuelas, Jaime Correas, visitó este viernes la escuela 4-033 “Laureana Ferrari de Olazábal”, de Luján de Cuyo. Mantuvo una reunión con directivos, docentes, padres y alumnos, a fin de interiorizarse sobre la continuación de las obras de mantenimiento y reparación edilicias que se vienen realizando desde enero pasado en el establecimiento.

Junto al director general de Administración de la DGE, Gabriel Sciola, la directora de Educación Secundaria, Sara Lucero, y el delegado Regional Administrativo de la Zona Centro a cargo de la infraestructura de inmobiliarios, Miguel Ángel Gil, Correas dialogó con la comunidad educativa de la institución, encabezada por su directora, Cristina Livellara, con el propósito de cotejar los problemas que afectan actualmente a las instalaciones del centro educativo lujanino.

Acompañado, además, por funcionarios de la Dirección de Planeamiento de la Infraestructura Escolar, Correas volvió por segunda ocasión a la escuela Olazábal, luego de haber concurrido en enero, y afirmó, en esta oportunidad, que también se hará presente el próximo lunes 29 de febrero para presenciar el acto de inicio de clases.

“Durante años, los actos escolares para dar comienzo a las clases se hicieron en escuelas donde todo funcionaba bien, pero nuestra idea es asistir a la ceremonia inaugural del ciclo lectivo en una escuela donde se presenten este tipo de problemas para hacerlos visibles, y que con una ardua labor en conjunto de todos avanzaremos hacia una solución”, anunció Correas.

En esta escuela secundaria se viene desarrollando un programa de refacciones edilicias, a través de diferentes etapas proyectadas, las cuales comprenden el refuerzo de paredes, la instalación de aulas portantes, la habilitación de otras salas, la refuncionalización y puesta en valor del edificio, como así también, durante un segundo período, la ampliación del establecimiento.

“Volvimos a la escuela Olazábal porque es un símbolo para nosotros de las diferentes situaciones y necesidades que se encuentra atendiendo la DGE en toda la provincia”, agregó el director general de Escuelas, quien escuchó con atención las reflexiones que más preocupan a padres y docentes, en cuanto al normal dictado de clases y a los trabajos de mejora referidos durante los próximos días.

En ese sentido, Lauro González, coordinador de Planeamiento de Infraestructura Educativa, manifestó que “las obras se efectuarán durante todo 2016 y parte de 2017, y en mayo próximo se podrá contar con el proyecto terminado de la escuela nueva para presentárselos”. El funcionario señaló, además, que “se está trabajando para que el próximo lunes los chicos puedan asistir a clases en condiciones”.

La escuela Olazábal se encuentra en un estado de abandono desde hace varios años, con serios inconvenientes que se profundizaron con el movimiento sísmico del 16 de setiembre pasado, por lo cual resulta imperioso para el gobierno escolar un fuerte apuntalamiento que posibilite el normal desenvolvimiento de actividades.

Fuente: Prensa DGE