Poesia caminante

Inflexión

Tomo aire antes de salir…
Arrojo afuera el sentimiento
anestesio mi sensibilidad
no quiero intoxicarme
no quiero acostumbrarme
no quiero dolerme
Dónde colocar tanta oscuridad
en un trozo de corazón.
Día gris
el otoño cae en hojas
inexorablemente bellas
Respiro.
Todavía respiro
y bailo el vals
de los monstruos.
Quién fuera navegante
quién fuera escalador
quién fuera aviador
para dejar su vida
en su ley.
¿Cuál es mi ley?
Pasos perdidos.
Abruma la cobardía
del no ser.
Sin embargo
he vuelto sobre los pasos
porque de golpe
a pesar de todo
en la savia oculta
crecen los tesoros.
Detenerse,
observar hacia adentro.
Volver a respirar.
Al andar el camino
me doy cuenta
que soy caminante.

Diana Fiore