Infraestructura comenzó la reparación integral de la Escuela Blanco Encalada

obras_esc_blancoencalada_2La obra en el establecimiento de Junín está a cargo de la empresa Full Home SA. Por estos días se está interviniendo un grupo de sanitarios ubicado en el patio. Se hará también un recambio completo de la cubierta de techo y cielorrasos. Y habrá más arreglos en sanitarios y eléctricos.

La Subsecretaría de Infraestructura Social Básica comenzó a ejecutar la reparación integral de la Escuela 1-002 Manuel Blanco Encalada, de Junín, en la que se hará el recambio completo de la cubierta de techo, entre otras tareas.

La obra abarca la intervención de 1.200 metros cuadrados de techo. Pasará de tener uno de losa, a otro más liviano, compuesto de chapa de zinc enmalletada y estructura metálica. Los cielorrasos serán de placas de yeso suspendido.

Los trabajos en la escuela juninense cuentan con una inversión de $18 millones, financiados con fondos íntegramente provinciales. Se ejecutan a través de la modalidad de coeficiente de impacto individual y tienen un plazo de ejecución de 300 días corridos.

obras_esc_blancoencalada_1Al remplazo completo del techo se le sumará un nuevo cableado y sistema eléctrico en varios sectores de la escuela. Además, una importante refuncionalización de los grupos sanitarios, incluido todo su sistema cloacal.

Por estos días, la firma Full Home SA comenzó con la reparación integral de un grupo de sanitarios ubicado en el patio del establecimiento. Está previsto que el recambio del techo comience en el receso estival, con el objetivo de que esté terminado para el inicio del próximo ciclo lectivo.

En la actualidad, la Escuela Blanco Encalada presenta constantes filtraciones cada vez que llueve, con el inconveniente posterior de cortes en el sistema eléctrico debido a la humedad que deja el agua en los cables.

La obra en la Escuela Benjamín Terán, a paso firme

Infraestructura Social Básica continúa al mismo tiempo con la reparación integral de la cubierta de techo en la Escuela 1-186 Juan Benjamín Terán, de San Rafael, con el objetivo de que la estructura no vuelva a presentar inconvenientes de filtraciones cada vez que llueve.

La obra tiene una inversión de $5 millones. Comprende el recambio de 1.600 metros cuadrados de teja colonial y entablonado de madera, que en la actualidad presentan inconvenientes y roturas, por chapa de zinc enmalletada y cabriadas metálicas.

Las tareas, que estarán concluidas durante los primeros meses de 2020, están a cargo de la empresa CLL Ingeniería, propiedad de Carlos Llorente, que van a conservar los cielorrasos de yeso suspendidos existentes, dado que se encuentran en buen estado.

Además, en el establecimiento educativo ubicado en la localidad de Rama Caída se intervendrán de manera intensiva los grupos de sanitarios y el sistema eléctrico, dado que también han padecido de la acción del agua y la humedad.

Fuente: Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía