Las prácticas profesionales se podrán realizar en los institutos de Educación Superior de Mendoza

Practicas ADM_docentes inicial_06La Dirección General de Escuelas aprobó la Resolución N° 38 (RESOL-2020-38-E-GDEMZA-CGES#DGE) donde se hace referencia a la adecuación de la prácticas profesionales y profesionalizantes en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de COVID-19.La Coordinación General de Educación Superior (CGES) de la Dirección General de Escuelas (DGE) aprobó bajo estrictos protocolos de adecuación la posibilidad de trabajar en forma remota las prácticas profesionales y profesionalizantes en toda la provincia de Mendoza, garantizando la instancia presencial una vez que se reanuden las clases en las instituciones.

Mientras el dictado de clases presenciales permanece suspendido desde mediados de marzo con la entrada en vigencia de la cuarentena obligatoria en todo el país, y aún no hay certezas sobre un retorno a las aulas, el gobierno provincial se encuentra rehabilitando paulatinamente algunas actividades educativas para garantizar la continuidad de los procesos de enseñanza, y minimizar el impacto que la pandemia podría generar en muchos aspectos, incluyendo la formación docente y el egreso de los estudiantes avanzados de Nivel Superior.

Teniendo en cuenta que la Ley Provincial de Educación N° 6.970, en su Art. 5°, establece que el Estado provincial es el responsable de fijar la política educativa en el marco de la normativa nacional vigente, y de supervisar la educación qua se imparte en todos los establecimientos de gestión estatal pública y privada, sobre la base de los principios de justicia, calidad, equidad, eficiencia y participación, es que la CGES realizó, luego de varias reuniones virtuales con todo los involucrados de la provincia, y poniendo en consideración ya que es parte de su función la de  “…elaborar criterios jurisdiccionales para la Educación Superior”, un dispositivo destinado a regular las trayectorias formativas de los estudiantes de Educación Superior.

La situación actual de pandemia y confinamiento impone el desafío de replantear y buscar estrategias en el desarrollo curricular de las carreras en general, con lo cual las Instituciones formadoras requieren de una orientación marco en cuanto al desarrollo de las prácticas para asegurar la calidad de la enseñanza con la finalidad de acompañar y sostener las trayectorias académicas de los estudiantes.

La política educativa jurisdiccional considera que la formación docente centrada en la práctica implica trabajar de manera sostenida en la implementación del “Marco Referencial de Capacidades de la formación docente inicial” (Res. 337-CFE-18), al desarrollar en los estudiantes de profesorados comprensiones interdisciplinarias, diversificar las propuestas de enseñanza, aprendizaje y evaluación, y repensar los campos curriculares de la formación general y específica en articulación con la práctica docente, la finalidad de hacer que los futuros docentes sean creadores y no solo ejecutores, con la incorporación a los campos la práctica reflexiva como postura profesional constante y no episódica y el establecimiento, en los campos, de una relación analítica con la acción educativa.

La Resolución N° 295-CFE-16 determina que las prácticas profesionalizantes en la formación técnico-profesional, que propician una aproximación progresiva al campo ocupacional, deben favorecer la integración y consolidación de los saberes a los cuales se refiere el campo ocupacional para el que se está formando, poniendo a los estudiantes en contacto con diferentes situaciones y problemáticas que permitan tanto la identificación del objeto de la práctica profesional como la del conjunto de procesos técnicos, tecnológicos, científicos, culturales, sociales y jurídicos que se involucran en la diversidad de situaciones socioculturales y productivas que se relacionan con un posible desempeño profesional, al posicionar a estas como el eje vertebrador y articulador dentro del currículum de la formación inicial donde se resignifican los saberes de los otros campos curriculares a través del análisis, la reflexión y la acción en la intervención contextualizada y situada.

Esta centralidad y la de las capacidades es lo que debe adquirir un futuro egresado tanto de la formación docente  como de la técnica, exigiendo a la CGES tomar decisiones pedagógicas, administrativas, de gestión institucional y de organización de tiempos y espacios que hagan efectivo su desarrollo durante la emergencia sanitaria impuesta por el COVID-19.

La resolución firmada por la coordinadora general de Educación Superior, Emma Cunietti, autoriza “la incorporación de estudiantes de la Práctica Profesional Docente III y IV, de los profesorados que se dictan en los Institutos de Educación Superior, a las escuelas del sistema educativo provincial en todos los niveles y modalidades, en estrategias virtuales de acompañamiento y sostén de las trayectorias de los alumnos conforme a las posibilidades de articulación de las instituciones intervinientes”.

En cuanto a los protocolos, si bien plantean escenarios distintos debido a las características de cada tipo de práctica profesional educativa, se contempla la posibilidad de desarrollar actividades en forma virtual, con la garantía del uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) y de las plataformas digitales como herramientas aptas para avanzar con las prácticas. Por ejemplo, los estudiantes de profesorado podrán computar hasta un 30% de la carga horaria con la modalidad virtual en las escuelas designadas, a través de las siguientes estrategias:

  • Clase sincrónica en plataforma para el grupo completo de alumnos.
  • Clase modélica con temáticas específicas.
  • Microenseñanza para grupos reducidos con aprendizajes de baja intensidad o grupos que por sus avances pueden desarrollar nuevos aprendizajes.
  • Apoyo individual a estudiantes con aprendizajes de baja intensidad o que requieran apoyo para rendir espacios curriculares pendientes de aprobación o exámenes finales.

Resolución 38-CGES-2020 – Adecuación de la Prácticas Profesionales y Profesionalizantes en el marco del aislamiento por la pandemia COVID-19

ANEXO I – Orientaciones para la organización de las Prácticas Profesionales de la Formación Docente en el marco de la pandemia Covid-19

ANEXO II – Orientaciones para la organización de las Prácticas Profesionalizantes de la Formación Técnica en el marco de la pandemia Covid-19

ANEXO III – Modelo de Convenio Interinstitucional de Prácticas Profesionales de la Formación Docente

ANEXO IV – Modelo de Proyecto Institucional de Prácticas en el marco de la pandemia Covid-19

Fuente: Prensa DGE – Fotos de archivo