Ruinas de San Francisco

Ruinas de San Francisco5En el año 1608 el provincial Padre Diego de Torres Bollo fundó en Mendoza una residencia de la Compañía de Jesús para que los jesuitas pudiesen misionar y evangelizar a los indios de las provincias de Cuyo. Para ello, contaron con una gran colaboración: el capitán Lope de la Peña, uno de los primeros pobladores de Mendoza, hizo una donación a la Compañía de Jesús para que se fundase la residencia. La misma se ubicó en las calles Beltrán e Ituzaingó.

La construcción, de gran belleza arquitectónica, era de piedra, cal y ladrillo y ocupaba una superficie de cincuenta y seis y media varas de largo por veintiuna de ancho. Poseía una grandiosa nave con capillas laterales, crucero y presbiterio con su correspondiente altar mayor dedicado a la Inmaculada Concepción. En una de las capillas laterales, estaba el altar con imagen de Nuestra Señora del Carmen a quien San Martín designara Patrona del Ejército de los Andes. La iglesia estaba situada frente al ángulo noroeste de la plaza principal. Su fachada muy hermosa estaba adornada por dos esbeltas torres.
Producida la expulsión de los jesuitas en 1767, la iglesia y el edificio del colegio fueron solicitados por el cura de la ciudad de Mendoza, por los religiosos betlemitas del Hospital San Antonio, por las monjas de la Compañía de María y por los franciscanos.

Transcurrieron varios años y esos edificios no recibieron un destino determinado. El terremoto ocurrido en Mendoza el 22 de mayo de 1782, había dejado al convento y templo de los franciscanos en un estado bastante ruinoso. Por ese motivo los franciscanos acentuaron su pedido de traslado. Se llevaron a cabo numerosos trámites hasta que por fin consiguieron, por un decreto del 1 de marzo de 1798, la entrega de los edificios jesuíticos. Pero el comandante de Frontera José Francisco de Amigorena, que había establecido en el colegio la sala de armas y cuartel de milicias se opuso a esa disposición.
Finalmente, solucionado el problema, fue donado a los franciscanos quienes trasladaron a su antiguo convento la sala de armas y cuartel de milicias.

El 20 de marzo de 1861, a consecuencia del terremoto, el templo quedó totalmente destruido, conservándose de él algunas ruinas del montón en que quedó convertido en aquel terrible acontecimiento.

UBICACIÓN

Localidad: 

Ituzaingó y Beltrán. Ciudad de  Mendoza, Argentina

Coordenadas:

  • Latitud: -32.878873
  • Longitud: -68.829709

Fuente: GOBIERNO DE MENDOZA. DIRECCIÓN DE PATRIMONIO, MUSEOS Y BIBLIOTECAS. ARCHIVO HISTÓRICO. MONUMENTOS Y LUGARES HISTÓRICOS RELACIONADOS CON LA GESTA SANMARTINIANA. Serie: Investigaciones – Nº 4. MENDOZA. 1990

Fuente de las imágenes: Turismo de Mendoza y Ciudad de Mendoza


GAL.DE IMAGENES

Publicado en www.mendoza.edu.ar - Por posibles modificaciones y/o actualizaciones, consultar sitio de origen