El pasado 2 de Abril se conmemoró por noveno año consecutivo el Día Mundial de Concienciación del Autismo, luego de que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobara por resolución en diciembre de 2007 la evocación anual de esa jornada.

“Resulta primordial la inclusión de todos los chicos con autismo al sistema educativo, y en lo que a nuestra modalidad refiere, nos ocupamos con ahínco para que así suceda”, manifestó Susana Yelachich, directora de Educación Especial de la DGE.

La Organización de las Naciones definió el tema de este año como “El autismo y la Agenda 2030: inclusión y neurodiversidad”, a través del cual sostiene que el autismo y otras formas de discapacidad son parte de la experiencia humana que contribuye a la diversidad humana, y que, por ello, las Naciones Unidas han hecho hincapié en la necesidad de incorporar la discapacidad en la agenda de desarrollo de la Organización.
Para esto es necesario adoptar un enfoque integral en la formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas y programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, a fin de que no se perpetúe la desigualdad.

En septiembre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un programa ambicioso que incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas que prometen que nadie se quedará atrás.

Las celebraciones de este año se orientaron hacia el año 2030 y se hicieron eco de los nuevos ODS y de las consecuencias que traerán consigo y que mejorarán la vida de las personas con autismo.

“Ante todo, soy un niño. Tengo autismo. No soy principalmente autista»
Vale destacar el siguiente artículo escrito por el especialista Ellen Notbohm, publicado en www.ellennotbohm.com y traducido por Angela Couret en www.pasoapaso.com.ve:

“Ante todo, soy un niño. Tengo autismo. No soy principalmente autista».


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.