Search
Generic filters
Search
Generic filters
Search
Generic filters

¿QUÉ ES EL ABP?

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología de enseñanza y aprendizaje que propone al alumno asumir un rol protagónico y activo.  Este alumno es acompañado por un docente que, desde la presencia cercana, guía, facilita y anima, a través de experiencias significativas de aprendizaje.  

El Aprendizaje Basado en Proyectos moviliza a los alumnos a explorar y formular sus propios cuestionamientos en torno a la realidad cercana, estos cuestionamientos genuinos y relevantes les permiten aunar la vida real y la escuela: partiendo de la comprensión de una problemática compleja, pasando a la acción y luego a la reflexión sobre la acción. De esta manera, los alumnos desarrollan capacidades a través de un trabajo colaborativo para el que necesariamente deberán recurrir al aporte de diferentes disciplinas o espacios curriculares. Esta construcción colectiva, redunda por naturaleza en un producto final que se socializa y comparte con una audiencia real. Los aprendizajes de los alumnos cobran verdadera relevancia en su contexto y disparan nuevos cuestionamientos que darán origen a nuevos proyectos.

El Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología activa, justamente porque otorga al alumno la posibilidad de participar activamente en su propio aprendizaje a través de la acción y la indagación. Esta metodología de trabajo no es nueva, muchas escuelas en el mundo han fundado en ella su estructura didáctica. Desde fines del  S. XIX, el filósofo y pedagogo John Dewey propuso: “la necesidad de que los alumnos aprendan haciendo, que los docentes planteen proyectos a partir de los intereses de los niños y les permitan acceder a la realidad a través de experiencias directas.”

OBJETIVOS

  • Lograr la movilización de saberes o procedimientos, construir competencias. 
  • Dejar ver prácticas sociales que incrementan el sentido de los saberes y de los aprendizajes escolares.
  • Descubrir nuevos saberes, nuevos mundos, en una perspectiva de sensibilización o de «motivación».
  • Plantear obstáculos que no pueden ser salvados sino a partir de nuevos aprendizajes, que deben alcanzarse fuera del proyecto. 
  • Provocar nuevos aprendizajes en el marco mismo del proyecto.
  • Permitir identificar logros y carencias en una perspectiva de autoevaluación y de evaluación final.
  • Desarrollar la cooperación y la inteligencia colectiva.
  • Ayudar a cada alumno a tomar confianza en sí mismo, a reforzar la identidad personal y colectiva a través de una forma de empoderamiento, de toma de un poder de actor.
  • Desarrollar la autonomía y la capacidad de hacer elecciones y negociarlas.
  • Formar para la concepción y la conducción de proyectos.

.