Search
Generic filters
Search
Generic filters
Search
Generic filters

Crece el ABP “Más allá del Braille” de la escuela República del Perú de San Rafael

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Con el fin de promover la cultura inclusiva y solidaria, respetar y valorar la neurodiversidad en las personas, en tanto sujetos de derecho, particularmente respecto de su derecho a aprender, alumnos de 5° y 6ª división de la escuela 4-098 República del Perú realizaron la II edición del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) “Más allá del Braille”, en articulación con estudiantes de las escuelas 4-017 Ejército de Los Andes y 2-038 Doctor Efraín Dante Gicolini, sumando una nueva institución educativa a su trabajo, el establecimiento de educación Especial 2-026 de Ortofonía y Sordos Nuestra Señora de Luján.

En el marco del proyecto institucional, los inminentes egresados aprendieron el alfabeto en la lengua empleada por la comunidad sorda en nuestro país, denominada Lengua de Señas Argentina (LSA), pintaron en su escuela un mural con este abecedario, y crearon e instalaron cartelería señalética en Braille armada con impresoras 3D para su institución y la escuela Gicolini.

Además, para ese mismo establecimiento educativo, produjeron y donaron pizarras magnéticas (pictogramas) y material didáctico y lúdico en relieve, como dominós y juegos con piezas de encastre.

La iniciativa, desarrollada entre los meses de marzo y noviembre, estuvo a cargo de la docente Jésica Mediana. y contó con la colaboración, asesoramiento y capacitación de los profesores Silvia Ábalos, Roxana Terraquol, María Cruz del Valle, Norberto Cid y Daniel Giaroli, y de las directoras de las escuelas de Educación Especial participantes, Liliana Gatica y María Agüero, así como la asistencia de Federico Estrella, quien fue evaluador de los materiales, y el aporte de los alumnos Candela Zingaretti, Joaquín Correa y Nicolás Molina, quienes armaron la seña de manos en el mural.

La profesora Jésica Medina, autora de la propuesta, se propuso promover un cambio cultural y de mejora en los procesos de educación inclusiva, a partir de espacios de intercambio cara a cara y construcción de saberes entre las estudiantes con y sin discapacidades, que estimulen su capacidad de empatía. La docente reconoció que “el cambio frente a lo distinto cuesta”. Por eso, su iniciativa buscó brindar otra perspectiva a los docentes y alumnos y propiciar su compromiso con los desafíos que plantean las diversas necesidades de inclusión educativa, así como el de toda la comunidad educativa y el entorno social.

Fuente: Prensa DGE