Search
Generic filters
Search
Generic filters
Search
Generic filters

El playón deportivo de la escuela Suter, de San Rafael, pasó a llamarse “Profesor Marcelo Rosa”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La decisión fue en homenaje al docente fallecido en 2020 durante la pandemia por COVID-19, quien fuera, además, declarado ciudadano ilustre del departamento del Sur de Mendoza.

Con el lema “Las huellas de quienes caminaron juntos nunca se borran”, se realizó un emotivo acto para imponer el nombre de “Marcelo Patón Jesús Rosa” al playón deportivo de la escuela 1-086 Federico Alberto Suter, en homenaje al docente de la institución educativa, fallecido a los 49 años de edad, el 7 de noviembre de 2020, como consecuencia de la pandemia por COVID-19. Asistieron la madre de Marcelo Rosa, María Estela Granado, y su esposa, la supervisora de la Sección 10 de Educación Física, Carina Casari e hijos Ana, Gabriel y Nicolás.

También estuvieron presentes el presidente del Concejo Deliberante, Paulo Campi, en representación del intendente municipal Emir Félix; la concejal Andrea Matacotta; la inspectora Técnica General, Elena Castro; el inspector Técnico Regional Zona Sur, Pablo Saso; el delegado Administrativo Regional Zona Sur de la DGE, Marcelo Cunqueiro; el coordinador del área de Educación Física de Nivel Secundario, Ariel Andreoni; el director de Distrito, Omar Catalán; el cuerpo de supervisores de la Dirección General de Escuelas: de la Sección 55, Lucía Arrouzet; Sección 4, de Música y Teatro, Miguel Galdame; Sección 5, de Artes Visuales, Estela Sequeiros, y Sección 18, de Nivel Inicial, Mariana Salvo; el coordinador del Instituto de Educación Física Sede San Rafael 9-016 Jorge Coll, Gustavo Juri, abanderados y escoltas, directivos y docentes de esa casa de estudios; el presidente y vicepresidente de la Asociación Sanrafaelina de Balonmano (ASABAL), Juan Francisco García y Mauricio Robledo; el coordinador municipal de Deportes, Horacio Gómez; el presidente de la Cooperadora Escolar, Fernando Rodríguez de Rosa; el presidente del club Lomoro de Handball, que funciona en el playón escolar, Marcelo Dolcemáscolo, y la comunidad educativa y ex alumnos de la institución escolar.

Campi, entregó a la familia de Rosa la ordenanza de declaración de “Ciudadano Ilustre” N° 14.325, gestionada por el presidente de la Asociación de Padres de la escuela Suter, arquitecto Fernando Da Rosa.

La imposición del nombre fue una iniciativa de la supervisora de Educación Física de la Sección 7 de Educación Primaria, Silvia Sanz, en forma conjunta con la comunidad educativa de la escuela Suter y
su equipo directivo, integrado por la directora, Andrea Martínez y la vicedirectora, Liliana López. Actualmente, son 156 los niños, adolescentes y jóvenes que practican balonmano en ese espacio físico. Tanto en las glosas del acto de reconocimiento a Rosa, como en los diversos discursos brindados, se lo valoró como un ser humano solidario y alegre.

También a Rosa se lo definió como una gran persona, padre, esposo, compañero y docente, y se puso en valor su comprometida, ardua, incansable y sobresaliente labor docente en la formación de futuros
profesionales de la Educación Física, así como en lo deportivo a nivel de clubes y selecciones.

Por su parte, Sanz elogió a Rosa, al calificarlo como un profesional comprometido, apasionado, entusiasta, agradecido, carismático, de liderazgo innato y absoluto: orientaba con objetivos y roles claros y que llevaba a lo más alto a su equipo, siempre dando todo lo mejor. “Lo hago por y para los niños”, era su afirmación, recordó, al tiempo que agradeció su amor a la Educación Física, a la docencia, a cada nuevo desafío que asumió.

Sanz, además, citó el microcuento El Mundo, de “El libro de los abrazos”, conocido popularmente como “Un mar de fueguitos”, escrito por el uruguayo Eduardo Galeano, uno de los grandes autores del microrelato y la ficción breve.

El texto caracteriza la diversidad humana y la define como “Un mar de fueguitos… Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende”. Con esta metáfora, la supervisora destacó que quienes conocieron al “Patón” Rosa fueron encendidos y guiados por su gran energía.

Sobre el homenajeado
● Marcelo Rosa nació el 15 de agosto de 1971 y se destacó por una gran trayectoria profesional y valores humanos, compromiso, espíritu de servicio, alegría y amor por los niños y el deporte.
● Era docente de la escuela Suter y del Instituto de Educación Superior 9-016 sede San Rafael Doctor Jorge Coll, y estaba a cargo del equipo de balonmano del San Rafael Tenis Club.
● Promovió el desarrollo del Hándbol en San Rafael en el ámbito zonal, regional, nacional e internacional, sumando cada año más deportistas. ● Fue uno de los fundadores de la Asociación Sanrafaelina de Balonmano junto con su esposa Carina Casari y Juan Francisco García, y la presidió durante cuatro períodos.
● En 2006 logró la Personería Jurídica y en 2008, la afiliación a la Confederación Argentina de Hándbol.

Fuente: Prensa DGE