Estudiantes del CEBJA Hugo Lino Carosella realizaron un proyecto de muralismo juvenil

En la actividad participaron alumnos de entre 14 y 60 años, acompañados por sus docentes. La propuesta tuvo como finalidad fortalecer la identidad institucional y a su vez sostener la trayectoria educativa en esta modalidad.

El CEBJA 3-047, se encuentra ubicado en el distrito de Rodeo de la Cruz, del departamento de Guaymallén, a 10 kilómetros de la Ciudad de Mendoza.

El proyecto muralismo juvenil denominado «Pinceladas de identidad» surge a partir de la necesidad de fortalecer la identidad institucional post-pandemia, generando un espacio artístico que permita mostrar una imagen que caracterice a la institución y también lo muestre a la comunidad. A través de esta iniciativa se busca sostener trayectorias educativas, asistencia e incidiendo directamente en el clima escolar general. 

Si bien la realización del mural era un proyecto institucional, también forma parte del Programa Nacional Cooperar. Este programa tiene como objetivo promover la participación y el vínculo entre los estudiantes dentro de la institución.

A través de la Cooperativa Escolar, los estudiantes pudieron concretar el proyecto. Es importante mencionar que el CEBJA 3-047 es una de las instituciones seleccionadas por el Programa de Fortalecimiento de las Cooperadoras Escolares en la Republica Argentina, Cooperar.

Del trabajo fueron parte todos los estudiantes del 1º Ciclo Básico del Nivel Secundario y estudiantes que cursan el Nivel Primario, es decir estudiantes que llegan al CEBJA con el deseo de finalizar su recorrido escolar.

Para realizar el mural, los estudiantes y sus docentes fijaron dos objetivos, por un lado, hacer de las paredes de entrada del CEBJA un recurso para visibilizar a la institución, pero además que lograr un sentido de pertenencia de quienes forman parte de este espacio educativo. Otro de los objetivos fue generar espacios didácticos y recreativos para fomentar el regreso presencial a las aulas.

En este sentido, se establecieron distintas etapas que permitieron que los estudiantes concretaran la pintura del mural juvenil. Por ejemplo, se realizó la venta de comida lo cual permitía la compra de los materiales. También se convocó a docentes muralistas para guiar el proceso de diseño de las imágenes y el mensaje y sentido que querían pintar. Y como trabajo áulico se realizó un debate en torno a la Democracia.