Buscar
Generic filters
Buscar
Generic filters
Buscar
Generic filters

Leer o no leer, esa es la cuestión

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

A través de la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa, la DGE propone un canon de lectura desde nivel inicial hasta el último año de la secundaria.La lectura es una cuestión prioritaria para el nuevo gobierno de la DGE. La comprensión lectora es una de las principales competencias en las sociedades actuales y por ello es vital que todos los estudiantes mendocinos tengan la oportunidad de leer cada vez más y mejor.
Un canon es un conjunto de lecturas que se consideran necesarias en una sociedad porque resumen un aspecto de la cultura. Leer no puede nunca ser obligatorio pero para convertirse en una pasión debe comenzar como un hábito que se cultiva.
El canon fue hecho por diversos especialistas de la DGE y tiene la huella de los chicos porque son sus destinatarios.

La DGE, a través de la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa, ha preparado para este año una lista de lecturas para que los estudiantes lean desde nivel inicial hasta quinto año de la escuela secundaria. Se han incluido, por supuesto, varios textos literarios pero también textos no literarios relacionados con algunos de los temas que inquietan a los mendocinos, como el tema del agua por ejemplo, u otros que se vinculan con aquellos grandes acontecimientos históricos, como la Declaración de la Independencia. También se han introducido los preámbulos de la Constitución Nacional y de la Constitución Mendocina, que este año cumple cien años.

Algunas lecturas del canon deberán estudiarse de memoria, como por ejemplo, el preámbulo de la Constitución Nacional. Estudiar con la memoria es, en ocasiones, una manera de hacer memoria. Recordar es volver a traer al corazón.
La DGE pretende evaluar los aprendizajes realizados por los estudiantes. Los textos que se utilizarán en las pruebas se tomarán del canon.

Convencidos de que la tarea central e ineludible de la escuela es que en ella los chicos aprendan, la propuesta del canon es una puerta abierta al aprendizaje. La escuela que lee es una escuela que aprende. De allí que las lecturas del canon están destinadas a ser trabajadas por los docentes de todas las áreas porque se constituyen en parte de un entorno de aprendizaje. Por supuesto que los docentes y los chicos serán libres de leer otros textos, además de los que figuran en el canon.
El canon llegará a las escuelas acompañado por dos documentos orientados a asistir a los docentes en su tarea de mediación de las lecturas. También incluimos cómo y de qué manera pueden vincularse los padres con la tarea de formar lectores. Casi todos los textos que lo componen se encuentran disponibles en la red.

Partimos de la base de que para formar lectores hay que ser lector. Por eso los docentes constituirán en las escuelas sociedades de lectores. Para ellos hemos armado una lista de lecturas sugeridas.
Sin lugar a dudas, leer es la cuestión.

Fuente: Prensa DGE


 

0 0 votos
Votando